(00 51 1) 273 5728

 

La Sunat informó hoy que se ha dispuesto la prórroga de los plazos de vencimiento de las declaraciones juradas, libros y registros electrónicos, así como las declaraciones informativas que vencieran en marzo, medida que beneficia a las micro, pequeñas y medianas empresas. Con esa finalidad, en breve se aprobará un cronograma de vencimientos, informó la Sunat. Asimismo, refirió que también se han suspendido temporalmente las fiscalizaciones y citaciones programadas, así como la atención al público en los Centros de Servicios al Contribuyente, en tanto dure el Estado de Emergencia Nacional para hacer frente al coronavirus. Adicionalmente, sostuvo que se están evaluando otras medidas que se anunciarán oportunamente, en cumplimiento del D.S. N° 044-2020-PCM, que declara esta medida de excepción.

De otro lado, la Sunat viene implementando mecanismos de trabajo remoto para mantener las operaciones básicas relacionadas a nuestras funciones tributarias y aduaneras; y se coordina la presencia de personal mínimo para determinadas áreas indispensables de Aduanas y Tributos Internos. Los contribuyentes que deseen pueden realizar sus trámites vía Internet, considerando que la gran mayoría de los procedimientos de la Sunat se pueden efectuar de manera virtual.

 

El jefe de Estado, Martín Vizcarra, facultó a los empleadores del sector público y privado a modificar el lugar de prestación de los servicios de todos sus trabajadores, utilizando medios o mecanismos que lo posibiliten. Lo que implica que las empresas pueden instaurar durante los 15 días de cuarentena el ‘home office’ o teletrabajo. El ministro de Justicia aclaró que el teletrabajo será ‘con goce de haber’. “Habrá una licencia con goce de haber. En breve emitirá un decreto el Ministerio de Trabajo”, dijo. Cabe precisar que la legislación laboral actual sí permite a las empresa a aplicar el ‘home office’.

Brian Ávalos, abogado laboralista del estudio Payet, Rey, Cauvi, Pérez Abogados, comentó a Gestión.pe que para ello el trabajador y su empleador deberían firmar una adenda al contrato para establecer esta medida de forma temporal. En el caso de los operarios en planta, estos sí tendrían que seguir asistiendo al centro de labores, pero los demás podrían hacer ‘home office’. Al hacer ‘home office’, el trabajador podría seguir teniendo la misma remuneración, lo que debe quedar claramente establecido en el contrato.

EL HOME OFFICE TIENE VARIOS BENEFICIOS
Recientes investigaciones informan que con el aumento de los tiempos de viaje, las responsabilidades de cuidado y el estrés de los lugares de trabajo modernos, la mayoría de los empleados valoran mucho poder trabajar desde casa.  De hecho, un estudio de 2017 en Estados Unidos, encontró que los empleados valoraban la opción en aproximadamente el 8% de sus salarios.
La investigación también destacó los beneficios, incluida una mayor productividad, calificada tanto por los empleados como por los supervisores.  Otro estudio mostró un aumento del 13% en el rendimiento de los empleados que trabajan desde casa. Parte de esto puede deberse a una mayor capacidad de concentración y menos distracción.
Realizar home office según estudios generalmente significa que los empleados tienen una mayor autonomía sobre cómo hacen su trabajo, incluidas las horas y las condiciones de su trabajo, y cómo manejan sus vidas y otras responsabilidades.  Se ha demostrado que estos beneficios conducen a una mayor satisfacción laboral, menor ausentismo y rotación , mayor compromiso con la organización y, lo que es más importante, reducciones en el estrés asociado con el trabajo. Los arreglos de trabajo desde el hogar también pueden dar a las organizaciones acceso a un mayor grupo de talentos.

 

La Superintendencia de Banca y Seguros del Perú (SBS) dio la autorización a las entidades financieras, para que puedan reprogramar el pago de deudas de sus clientes, para que cumplan con sus respectivos pagos en el marco del problema sanitario por el coronavirus. “La SBS estableció ciertas precisiones relacionadas con la facultad de las empresas del sistema financiero de efectuar modificaciones en los contratos de créditos que no obedezcan a dificultades en la capacidad de pago de los prestatarios, a efectos de que no sean considerados como refinanciaciones”, informó la entidad. Agregó que este plan aplica para los clientes del sistema financiero “que para estos casos se requerirá que los deudores no hayan presentado atrasos al momento de la declaratoria de emergencia” por el coronavirus. “Los créditos que se reprogramen en el marco de esta norma, además de ser registrados en las cuentas correspondientes del rubro 14 créditos del Manual de Contabilidad para las Empresas del Sistema Financiero, deberán ser registrados en la subcuenta que deberá ser reportada en el anexo N°6 Reporte Crediticio de Deudores”, señaló.

 

Únicamente clientes al día podrán reprogramar deudas en entidades financieras
Al respecto, precisó que para estos casos se requerirá que los deudores (clientes) no hayan presentado atrasos al momento de la declaratoria de emergencia. “Las empresas deberán evaluar individualmente cada caso y sustentar su decisión incorporando las evaluaciones de riesgos y la documentación respectiva en el expediente del deudor, la cual debe estar a disposición de esta Superintendencia”, señala el oficio múltiple N°5345-2010 que avala la decisión de la SBS.
Asimismo, indicaron que los créditos que se reprogramen en el marco de esta norma, además de ser registrados en las cuentas correspondientes del rubro 14 "créditos "del Manual de Contabilidad para las Empresas del Sistema Financiero, deberán ser registrados en la subcuenta que deberá ser reportada en el anexo N°6 “Reporte Crediticio de Deudores”.

 

Las personas naturales, así como las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), que se encuentren obligados a presentar la Declaración Jurada Anual del Impuesto a la Renta 2019, tienen un nuevo cronograma de vencimiento para cumplir con esa obligación, el cual irá del 24 de junio al 9 de julio del presente año, informó hoy la Sunat. Inicialmente, este grupo de contribuyentes, con ingresos que en el 2019 no superaron las 2,300 unidades impositivas tributarias (UIT), equivalente a 9 millones 660,000 soles, debía cumplir con esta obligación entre el 25 de marzo y el 8 de abril, indicó la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat).



Esta medida excepcional, que difiere los plazos de vencimiento por tres meses para los mencionados contribuyentes, busca atender el impacto que podría acarrear en su nivel de los ingresos la pandemia del coronavirus, como lo anunció en la víspera el Presidente de la República, Martín Vizcarra. El nuevo cronograma aprobado mediante Resolución de Superintendencia N° 054-2020/Sunat, publicada hoy en el Diario Oficial El Peruano, es el siguiente:

“Se considera pertinente prorrogar de manera excepcional el plazo para presentar la declaración jurada anual y efectuar el pago de regularización del impuesto a la renta y del ITF, ello a fin de que tales sujetos (contribuyentes) puedan contar con los recursos necesarios para afrontar los efectos de tal situación”, señala la resolución en su parte considerativa. Asimismo, la norma establece que los contribuyentes que superen los 2,300 UIT de ingresos en el 2019, mantendrán los plazos de vencimientos aprobados inicialmente, es decir, del 25 de marzo al 8 de abril, de acuerdo al cronograma inicialmente aprobado.
 

Declaración por Internet
La Sunat recuerda que la declaración del Impuesto a la Renta se efectúa por Internet, en www.sunat.gob.pe o mediante el APP Personas, para quienes tienen devolución. No es necesario acudir a un centro de servicios para presentar la declaración. Los contribuyentes que tienen un saldo por pagar al fisco pueden solicitar también en línea el fraccionamiento del monto a regularizar, hasta en 72 meses, lo que les permitirá tener liquidez y continuar con sus actividades. A la fecha, más del 40% de las personas naturales que están obligadas a presentar esa declaración, ya cumplió con esa obligación, antes de los plazos de vencimientos inicialmente aprobados.