(00 51 1) 273 5728

 

El Poder Ejecutivo, mediante Decreto de Urgencia N° 003-2019, prorrogó el plazo de la exoneración del Impuesto General a las Ventas (IGV) a la importación y/o venta en el país de los libros y productos editoriales por un año. La medida fue publicada en las normas legales publicadas en el diario El Peruano este viernes 11 de octubre. Se trata del primer Decreto de Urgencia que el Gobierno publica en materia tributaria, tras la disolución de Congreso. Cabe recordar que antes de la disolución del Congreso, el Ejecutivo había presentado un proyecto de ley que proponía extender por tres años los beneficios tributarios de la ley del libro; mientras que lo que se discutía en el ahora disuelto Congreso era una ampliación por diez años.

El Decreto de Urgencia, asimismo, asignó un monto de S/16 millones anuales para el financiamiento de actividades vinculadas al fomento de la lectura y el libro, a cargo del Ministerio de Cultura. Se podrá disponer de hasta diez por ciento (10%) de esta asignación para gastos administrativos. En tanto, se asignaron otros S/16 millones al Ministerio de Educación para la implementación de bibliotecas escolares. Ambos se financiarán en el año fiscal 2020.

Además, se acordó extender el reintegro tributario del IGV -por un año- para los editores de libros cuyos ingresos netos anuales sean hasta 150 Unidades Impositivas Tributarias (UIT). “El Decreto de Urgencia tiene por objeto establecer medidas extraordinarias para mitigar el impacto del vencimiento de los beneficios tributarios para el fomento de la actividad editorial contemplados en la Ley Nº 28086, a fin de garantizar el acceso al libro, a través de un sistema de gestión de accesibilidad universal”, se puede leer en la publicación.

El Decreto de Urgencia Extraordinario es refrendando por el presidente de la República, Martín Vizcarra; el presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos; el ministro de Cultura, Francisco Petrozzi; la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva y la titular de Educación, Flor Pablo Medina.

 

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) recordó a los empleadores que deben informar a sus nuevos trabajadores no afiliados, acerca de la elección que pueden hacer entre el Sistema Privado de Pensiones (SPP) o el Sistema Nacional de Pensiones (ONP). Sunafil explicó que para ello deberán entregarles a los trabajadores, cuando ingresen a laborar, el boletín informativo cuya última actualización fue publicada en el Diario Oficial El Peruano el pasado 5 de octubre.

Indicó que el plazo de entrega de la copia del boletín es de cinco días hábiles, contados desde el inicio del vínculo laboral del trabajador. Este documento hace referencia a la Ley de libre desafiliación informada, pensiones mínima y complementarias y régimen especial de jubilación anticipada, incluyendo las características y diferencias de los sistemas pensionarios vigentes, tales como son el Sistema Privado de Pensiones (SPP) y el Sistema Nacional de Pensiones (ONP).

También se detalla el acceso a la pensión, beneficios y modalidades de pensión que otorga cada sistema, así como los costos previsionales y montos pensionarios. De esta forma, se espera que, con dicha información, el personal pueda elegir libremente, el Sistema Previsional  al que desee acogerse. Los trabajadores tienen un plazo de 10 días, contados desde la entrega del Boletín Informativo, para expresar su voluntad de afiliarse al SPP o al SNP, teniendo 10 días adicionales, para cambiar de decisión, siendo el plazo máximo de elección, la fecha en que percibe su remuneración asegurable.

Cabe señalar que en caso los empleadores incumplan la obligación de entrega del boletín, la Sunafil podrá sancionar de la siguiente manera:
- Si entregan el mencionado documento fuera del plazo señalado incurren en una infracción, que puede merecer una multa que va desde los 966 soles hasta los 56,700 soles, dependiendo si es una microempresa o una no mype.
- Asimismo, si la empresa afilia al trabajador sin haberle entregado el boletín informativo o no respeta el plazo de 10 días para expresar por escrito, su voluntad de incorporarse a un sistema pensionario o para cambiar su decisión, entonces el empleador puede ser sancionado con una multa que va desde los 1,890 soles hasta los 94,500 soles, en caso se trate de una microempresa o una no mype.

 

El Perú cuenta con 12 feriados a lo largo del año. Pero de vez en cuando se escucha como parte del calendario: “día no laborable”. ¿Qué son y cuál es la diferencia con los feriados de siempre?

Según César Puntriano, socio senior del Estudio Muñiz, la primera es cómo se configuran: los feriados se establecen por ley y los días no laborables por Decreto Supremo.
Con respecto a los feriados, si usted no trabaja, recibirá su pago normal, sin problemas. Y si lo hace, puede reclamar otro día libre en compensación. Sin embargo, hay una figura especial que sucede cuando el trabajador decide no reclamar un descanso en compensación por el feriado laborado.

Si prefiere “cobrar” el feriado, recibirá el pago normal del día (por ejemplo, S/ 50), además de una sobretasa que es el doble; es decir S/ 100 adicionales. En total, por ese feriado laborado estaría cobrando S/ 150 en lugar de los S/ 50 cotidianos. Hay un caso especial, añade el laboralista, que sucede solo un día en el año: el 1 de mayo. Por ser el Día del Trabajo hay un pago adicional. La sobretasa (utilizando el ejemplo anterior) sería de S/ 150, sumando un total de S/ 200 por ese día trabajado. Los días laborables tienen un origen diferente. Primero, los dicta el Ejecutivo mediante Decreto Supremo. Segundo, se debe recuperar las horas.

“El objetivo, en la mayoría de casos, es establecer puentes, o sea, aprovechar fines de semana largos, como el 30 de julio. Sin embargo, también hubo días no laborables por necesidades de orden interno. Por ejemplo, los días no laborables del APEC o para los Juegos Panamericanos Lima 2019”, explicó Puntriano. En resumen, el propósito puede ser fomentar el turismo interno o evitar que haya mucha gente en la calle, por motivos de seguridad.

Además, este tipo de asuetos suelen ser optativos, en el caso del sector privado, y obligatorios para el sector público. Una excepción fueron los días no laborables por Lima 2019, que fueron de obligatorio acogimiento para todos. La norma, por otro lado, exceptúa a actividades de especial relevancia para la comunidad. Es decir, si el motivo es fomentar el turismo, lógicamente los restaurantes y hoteles funcionarán con normalidad. Otra gran diferencia es que no existe la sobretasa. Si se trabaja ese día, no le van a pagar más que lo regular. Y si no lo hace, debe pagar las horas. “Si el trabajador descansa el día no laborable tiene que recuperar esas horas, a diferencia del feriado, donde se descansa y no se devuelven las horas”, añadió el letrado.

 

Un nuevo lineamiento jurisprudencial de observancia obligatoria para la compensación del saldo a favor del impuesto a la renta (IR) con deudas correspondientes a otros tributos estableció el Tribunal Fiscal (TF). Así, si bien el deudor tributario no puede efectuar la compensación automática del saldo a favor del IR con deudas distintas a los pagos a cuenta de este impuesto, ello no implica una prohibición para que, a solicitud de parte, la administración efectúe esa compensación, conforme con lo previsto por el artículo 40 del Código Tributario, detalla la RTF N° 08679-3-2019 como criterio vinculante para todos los vocales de dicho colegiado administrativo.

Fundamento
En el caso materia de esta resolución administrativa, un contribuyente al presentar en marzo de este año su declaración jurada del IR 2018, consignó en la casilla 138 como saldo a su favor la suma de 350,593 soles y marcó la opción 2, referida a la aplicación del saldo a favor contra los pagos a cuenta futuros del IR. En función a ello, el 27 de junio del presente año ese contribuyente solicitó la compensación del exceso del IR 2018, con las deudas por el impuesto general a las ventas (IGV) de enero a abril del año en curso, por los importes de 25,117 soles, 16,379, 30,864 y 8,234 soles, respectivamente y por las cuotas del impuesto temporal a los activos netos (ITAN) correspondientes a los meses de marzo a mayo del 2019, por los importes de 2,199.00, 2,171.00 y 2,141.00 soles, respectivamente. La Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) declaró improcedente las solicitudes de compensación, alegando que no existía crédito por el IR 2018 por no haber registrado pago alguno en el Formulario PDT 708 y, en todo caso, el exceso del IR solo se podía compensar con los pagos a cuenta del IR 2019 o pedir su devolución.

El TF determinó entonces mediante Acuerdo de Sala Plena N° 2019-35, el citado criterio vinculante por considerarlo recurrente en virtud a lo dispuesto por el artículo 154 del TUO del Código Tributario, aprobado por Decreto Supremo N° 133-2013-EF, modificado por Ley N° 30264. La resolución podrá visualizarse ingresando a https://diariooficial.elperuano.pe/Jurisprudencia.

Trascendencia
Ante esta RTF la Sunat debe verificar la existencia del saldo no aplicado y atender lo solicitado por el contribuyente, permitiéndose su aplicación no solo contra los futuros pagos a cuenta del IR, sino también contra cualquier otro tributo administrado por la entidad recaudadora, como el IGV, indicó Víctor Zavala, gerente legal de la Cámara de Comercio de Lima (CAL). Así, el contribuyente que al presentar su declaración jurada del IR anual registra un exceso de pago del impuesto, tendrá derecho a solicitar a la Sunat que ese exceso sea compensado con otros tributos que adeude, pues la compensación no es automática, precisó.