(00 51 1) 273 5728

 

Hasta ahora se interpretaba que el adquirente en un proceso de fusiones y adquisiciones solo respondía por la deuda tributaria del vendedor hasta el valor del activo y/o  pasivo trasferido. En junio, la Sunat emitió un Informe N° 085-2019-SUNAT/7T0000, mediante el cual indica que la responsabilidad tributaria es solidaria entre el deudor y el adquirente de activos del deudor, quien deberá responder por la totalidad de las deudas tributarias del otro. Es decir que si una empresa adquirente una línea de negocio de otra, al hacerlo, se estaría exponiendo a que Sunat pueda cobrar todas las obligaciones tributarias generadas por la vendedora hasta la fecha de adquisición de este conjunto de activos y pasivos, pudiendo accionar contra esta antes que contra la obligada original.

Impacto en el mercado
“Los principales afectados son aquellos que realizan operaciones de M&A mediante la adquisición de líneas de negocio de la otra empresa”, indica Camilo Maruy, socio del estudio Rebaza, Alcázar y De las Casas. “Muchas operaciones de M&A se podrían llegar a caer”, dice. Esto, debido a que habría las mismas consecuencias tributarias para la adquisición de un rubro del negocio y para la adquisición de la totalidad de la compañía, por lo que el costo de las adquisiciones se incrementaría sustancialmente. “Este es un tema que afecta mucho al mercado. No es un tema conceptual, hay operaciones enteras que se pueden caer, e industrias enteras que pueden sufrir un golpe importante”, concluye el experto.  

Otro enfoque
Por su parte, Eduardo Joo, socio del estudio Amprimo, Flury, Barboza & Rodríguez, opina que no habrá un efecto tan drástico. “No es una real amenaza al mercado”, indica, “lo que se verá, será que se incrementará el costo de las operaciones, pero no al punto que se vuelvan inviables”. Por otro lado, comenta que “los informes de la Sunat han señalado que la responsabilidad solidaria solo existiría en casos de que la venta de activos reduzca la capacidad del transferente para pagar sus obligaciones. En la mayoría de los casos lo que ocurre es que al vender un bien no se pierde esta capacidad, sino que simplemente se vuelve líquida y más fácil de cobrar”, por lo que considera que esta interpretación no afectaría las transacciones regulares. El abogado indica que la Sunat ha decidido hacer conocer esta interpretación de forma expresa para fomentar patrones de conducta responsable y que se utilizará para sancionar a personas que estén intentando eludir impuestos.  

Otrosí digo
Posición de la Sunat. La entidad fiscalizadora tributaria ha señalado que la responsabilidad solidaria no tenía límite alguno para transferencias regulares entre empresas y que el único límite en la norma se da para casos de herederos, legatarios y socios que reciben activos o pasivos por la liquidación de la empresa. Por otro lado, indica que las multas deben ser incluidas dentro de la deuda tributaria solidaria, de acuerdo a lo dispuesto por la legislación, por lo que la posición tomada por Sunat estos últimos meses “responde a lo dispuesto en el Código Tributario”.